jueves, 10 de diciembre de 2015

Amigo-a



                                                                      Amigo-a


Del tiempo que no escatima,
Roba a mi memoria el recuerdo de nuestro inicio
Miradas de curiosidad
Desconfianza y susurros
Que débiles llegan a mis oídos cortejo de principiantes
Deseo no retenido que cada estación renueva
Y a modo de tambor resuena esta palabra
Que no se ha de desvirtuar, algo tan sencillo
Como decirte… amigo

Que por las ramas nuevas de esos pequeños brotes
Hice camino para llegar a ti
Y tan solo con la mirada basta
Para decirte sin desvirtuar… amigo

Manto de ocres engalanan el camino
El viejo cronos es vencido…
No temas tan solo es momentáneo
Que la batalla que llevamos es cuestión de tiempo
Que su voraz apetito devora en mí
De blancas nieves esparcidas en claroscuros sonidos
El canto que en si encierra
Sin desvirtuar en un ápice
Lo que con ella conlleva decirte… amigo

Como Icaro enfebrecido que hasta el sol llega
Para ser devuelto herido
Al frió invierno que nos deparan estos tiempos
Este estío, grietas, surcos y vacíos que llenar
Quiero reconocerte
Con esta palabra que no desvirtúa
… amigo

Y en la memoria de los sueños
Donde guardo tu recuerdo
Con esa pizca de sal, de dolor contenido
Alguna sonrisa, un beso perdido un apretón de manos
Me dicen sin equivoco
Esa palabra que no se desvirtúa… amigo

De vosotros creé a mi héroe sufrido
De tu hermoso pelo
De tu grave rostro
De esos ojos que emiten sonido
Pues el sempiterno vagar de este espacio
De este vacío, cuando tú estas sumando a ese susurro
Que vaga en el viento
Despacio llega a mis oídos y por más que corra o arrastre
Por más que se desgaste, prendándose en la hojas
Impronta sobre piedra, murmullo de agua clara
Viaja solitaria esta palabra
Que no se desvirtúa… amigo.

Días de bonanza, de promesas incumplidas
De buenos sentimientos
En mi cesto llevo la inmensidad de tu pensamiento
Los golpes sufridos que no evita el destino
Son las ausencias que a veces he tenido
De no sentir con fuerza y no es critica si no vida continuada
Efervescencia que fuerza pierde
Por que es ley que todos los días
No nos dediquemos a reforzar el sentido
Que llena este momento que ya dura
Con la intención de que perdure
Sin el temor a ser devorada
Esta palabra que en todo su sentir
Te sigue llamando… amigo

Y aquí y ahora, levanto mi copa
Enfrento tu mirada a la mía
Y brindo por otro año
Por la buena siembra y el buen cuido
Para cuando lleguen los frutos que ha de retirar
La breve belleza que la flor  engalana
De suaves aromas acompaña
Aquel nuevo fruto, que ya es  viejo
Y es la mano que te tiendo
Que sin perder su fuerza
Sin otro sentido, como el firmamento en las noches claras
De este frío invierno, cuajado de titilantes estrellas
Si las unes todas ellas
Veras que hoy por hoy, esta palabra calida y añeja
No ha perdido su sentido, pues no ha sido desvirtuada
Por una vez más deja que te diga y te sienta como tal
Mi amigo.
                                                                       Epi

¡Silencio...!



“España… sobre tu vida, el sueño,
sobre tu historia, el mito
Sobre el mito, el silencio…
¡Silencio!
Sobre  el silencio, el Padre,
después del padre , el Verbo…
¡Y habrá otro nacimiento!”
                                                        *   León Felipe…


Silencio sobre silencio
Silencio que acalla el llanto
Llanto que llena de indiferencia
Sobre blanco manto, diamantinas lágrimas
Embotan el silencio

Silencio que revienta de amapola en primavera
Extraña entre verdes trigales
Atardeceres de Julio invaden las doradas mieses
En lucha con el rojo sol, motas cardenalicias en templo abierto
Diáfano espacio que llena el aire caliente del estío
Perladas voces en la madrugada acompasan
Este silencio

Que dura y parece no tener fin
Eco de vacío que a fuerza de no estar
Solo es silencio ininterrumpido

Silencio que no otorga y denuncia
Porque no llega el ruido de ese quejido viejo como el mundo
Verbo prisionero de este nuevo catecismo que no dice nada
Pues todo fue dicho en los albores del tiempo
¡Y ahora silencio!… solo silencio

Silencio que acuna el sueño, al viejo cuento del mundo
Que hila lento, de tu pensamiento al mío,
donde no decir nada se ha convertido en un arte
Arte que requiere su sitio,
de su voz recamada pequeños suspiros
que el viento
Deposita en desdentada boca

Palabra traicionada que duerme en el silencio
Desempolvando el recuerdo de aquellos que no volvieron
Del nuevo mundo, del viejo éxodo
Que ya no hay patio solariego
Ni silla de blanca nea
Ni naranjo con aroma a limonero
Ya no canta el poeta,
olvidada esta la  canción que mueve la rueda


Rueca vieja emponzoñada olvidada en la esquina del mundo
Esta vida que nos corre ya no nos pertenece

Que el tiempo disputa fiero dejando secuestrada
Luego de nuevo el silencio… Solo el silencio

De lo que da no decir nada,
Más grita la imagen que tu destrozada garganta
Sobre sombras van las sombras,
Mito de lo que fuimos
Sobre sombras va la miseria y latrocinio,
la vieja canción que mueve el mundo
Ya el cuento no acuna el sueño
¡Silencio!… solo silencio

“España… sobre tu vida, el sueño
Sobre tu historia, el mito
Sobre el mito, el silencio”

Cualquier tiempo pasado fue diferente que no mejor
Con su canción con su cuento
Con su sueño
Con sus lágrimas
Con su luz
Que mañana habrá otro nacimiento,
que acompaña a este nuevo 
                                                             ¡Silencio!




                                                                        Epi