jueves, 2 de junio de 2016

Miradas....



Que culpa tengo yo si quede preso en  tu pupila
Que culpa tienes tu, si de rojo amapola quedo tu rostro cuando tu pupila se prendo de la mía
¿Por qué tuvo que ser tan poderosa? que las palabras se nos perdieron
Quedando apresados en una inmovilidad forzosa
Si es amor lo que sentimos  ¿por qué tuvo que quedar todo en nada?

                                                   ¡Si…!
                                                           *      *       *
  
…Me miras te miro
Miradas que gritan y no hacen nada…

De reojo a hurtadillas nos robamos los instantes que nunca poseeremos
La luz de la mañana realza tu perfil aún dormido
Te paras de espaldas y esperas a la amiga que detrás llega
Y vuelve a traicionarte la mirada que de soslayo me dedican tus ojitos nerviosos

Hermosos y profundos cómo el azabache guardan la eternidad
Y no puedo más ¡que este juego lo pierdo!

Llegas entallada en verde limón y el aire huele a canela a clavel reventón
Y es el soñar quien mantiene la pasión  
¿Quién  nos dice?, si intentamos ir un poquito más allá
Que la magia, la zozobra
Ese no decirnos nada y todo
Que resumido en la mirada,…
…¡se nos pierda!

No soporto la vana ilusión de lo que pudo ser
¡No será!
Por el qué dirán
Por esas voces que dicen ser amigas mientras te niegan esa libertad
Ellas se solazan aman la vida que nosotros nos negamos y no ha de ser así.

Pues yo miro a quien me mira
Y me enamoro de quien posiblemente se me enamora
Ando solo y no le consulto al mundo si ir de frente
O seguir este baile infecundo que no nos lleva a buen puerto
Condenados al capricho de las mareas,
Condenados al deseo insatisfecho
Demasiadas condenas por un amor que nosotros mismos nos negamos

¿A quien lanzo mi canto? que es queja amorosa
Si el viento que lleva las palabras cargadas de deseo
No quiere hoy jugar con tu pelo
Y mi voz no suena
Y de ti amor ni un leve suspiro llega
Tan solo bajar la mirada después de intentar mantener la mía
Que torpeza tan dolorosa la nuestra
Duermo con la esperanza de esa dicha que no llega…
Pero ¿y si llega?

Hoy más hermosa que ayer,
Como la mañana despiertas
Fresca, llena  de luz con mil sonidos que pululan
Y entre ellos nuestro mudo canto de deseo

Espigas huérfanas a punto de reventar que
Insatisfechas ofrecen sus descarnados frutos
 A los pájaros y las bestias

Ya, que de andar juntos nada  
Al menos que ellos se empachen con nuestra zozobra
Con nuestro miedo a ser rechazados

Mientras me pierdo en esta suma de palabras
Que nunca llegarán a tus oídos  
No sabrás lo que siento
Porque muero por dentro de vivo deseo
Y reprimo el asalto a esa tu graciosa fortaleza
Mientras mis manos se embrutecen te no tocarte,
Al no describir la geografía te tu cuerpo,
Por no parar en tus lunas ni apoyar la cabeza en tu regazo
Sediento por no  libar en tu fuente
Ni recoger el rocío que manso refleja la luz
Paradigma de mis besos, poema sobre tu piel

Perderme contigo en un abrazo quisiera,
Sin fin sin urgencia.
Es lo que tiene el deseo enmudecido
Las manos atadas
La voluntad apresada
Este no decir, que poco a poco nos distancia
Y habrá quedado pronto olvidado

Me miras y te miro…  principio y fin de nada

Como la noche al día
Que juntos por un leve instante se contemplan
Uno hacia el occidente marcha y otra la noche
Más sola y estática queda para consuelo de locos enamorados
Para consuelo de ellos quedan los cantos que nos dedicamos
Me miras y te miro…
Del sopor despierto y ya no hay nada
… ¡Que duro es el deseo cuando ambos callan!
                                      
                                                
                                                                               Epi



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada