martes, 3 de junio de 2014

***Desde la Soledad del Fumador de Fondo*** Algo tiene de razón el viejo Califa




El viejo califa aun aguanta y sentencia, sin organización no hay III republica. No por sacar trapitos de colores, no por gritar más fuerte llega la III republica. No por un día de picnic, unas cervezas en el bar de marras donde se ha quedado después de gritar consignas, traerán la III republica.
Tiene razón el viejo califa desde su Córdoba natal, hay que ser más serios, plantear que es lo que queremos, sin mirar atrás, soltando lastre, golpeando las piernas del bipartidismo, retirando a las viejas glorias, que comen y comen… bueno más bien devoran y devoran.
¡Buenos puestos!, en gratitud por lo que no fueron ni ejercieron, que era respetar a un pueblo que salía del oscurantismo. Por sus teje manejes por mantener un poder que tan solo cambiaba de siglas. Un dejarnos gritar hasta desgañitarnos, mientras ellos tienen las manos y las pocas ideas libres, para hacer de su capa un sayo. Del sillón un seguro y de la continuidad una cuerda de doce nudos que aprietan sin llegar a estrangular a la victima ¡que hasta los necios tienen aires de grandeza y perpetuidad! para eso llevan treinta y cinco años más o menos cohabitando con los grandes, “el capital, las sotanas, los verdugos, los torturadores, los ideólogos de a pie.
En una España donde todo ha ido bien, va bien y ahora esta de cojón de mico” en este desbarajuste, donde no se sabe realmente si existe la división de poderes que definen a una democracia, sin olvidarnos de los mercenarios que hacen posible que parte de la prensa, radio, televisión, ese otro gran poder que bien utilizado llamaría a las cosas por su nombre. Sin embargo, sea refugio de fracasados miopes y partidistas hasta el hartazgo del gobierno de turno.
La oligarquía se mueve mientras el resto grita, el viejo sociata de pana sigue en su papel de  decirnos que hacemos mal como pueblo, mientras vive a cuerpo de Reinona, él y todos los que han pasado por ese sillón después de él.
Que aquí no hay dos Españas, tan solo una y machacona y dos formas de vida. La primera, el pueblo bajo esa piel de toro, debajo de la marca y la otra es el parasitismo que ¡ejem...!  Nos mal gobierna.
Sanguijuelas bien trajeadas que siguen devorando y saqueando lo que nos queda y luchando a marchas forzadas por no perder el control y tiene razón el Sr. de los bonsáis. Deberíamos de pedirles responsabilidades, deberíamos de pedirles que desaparecieran de una vez para siempre, son una gangrena para el pueblo con o sin permiso, defendiendo lo indefendible y proponiendo cantos de sirena, mientras se preparan para ese asalto en la continuidad en el  inmovilismo.
Es cierto que la izquierda (o seudo izquierda, por los Sociatas) ha sido el mejor Valido de la monarquía, como cierto fue el derrocamiento de los primeros aires de  democracia y libertad, por parte del viejo monarca junto con la bendición de  la vieja y nueva oligarquía, de los  nuevos mandamases, que veían naufragar sus baga idea de democracia.
Como pueblo inmaduro nos siguen tratando y estamos de padres de la patria hasta los mismos, mientras nos roban a manos llenas y no hablo de dinero, que  los juzguen, o no, el veredicto esta dado… ¡Depredadores! Hablo de los derechos básicos, Educación, Sanidad, Dignidad, Casa, Trabajo etc...
Como colofón, quitarnos la ilusión de creer en  una nación bien avenida, dejando el panorama como unos zorros, ya  que nadie quiere ser estrictamente español, sino un ciento de patrias chicas, sumando autonomías, pueblos barrios y asociaciones de vecinos, irremediablemente divididos, irremediablemente en conflictos chovinistas, porque no nos engañemos, los de la asociación de vecinos del otro bloque son extranjeros, los de la ciudad o pueblo más cercano son extranjeros y las autonomías las grandes Taifas donde el megalómano-a de turno hace el trabajo del Centralismo… ¡son extranjeros!
Hay que reconocerle al viejo califa, que algo de razón tiene. Pero es difícil tirar, porque España va de cojón de mico. Ya el andaluz pobre no piensa en Barcelona, se le han abierto otros destinos como Francia, Alemania, Islandia o la con Chinchiná y el andaluz rico, sigue de fiesta pensando no solo en Madrid, si no en Caimanes, Andorras, Suizas en fin,  paraísos al alcance de unos privilegiados y de la misma manera por toda la geografía española… ¡Por fin somos todos iguales en la desgracia, sin tópicos! jejejejej…disculpen. Otros andan consultándose si siguen en el viejo Reino o ha llegado la edad madura para la emancipación.
Lo dicho cada uno a su bola y nadie en el problema común… la marca va de lujo pero la piel que la sustenta ya hace tiempo que perdió el lustre, sufre descalcificación, los  abusos de la tan cacareada Casta que insiste en  retroalimentarse así misma, viendo lo listos y buenos que somos nos ha dejado el cerebro espongiforme.
Da igual republica o lo que nos queramos montar sino es algo serio, si de verdad no nos da por trabajar aunados. Si seguimos en los “tu más” aforando a diestro y siniestro.
Bueno sin desbarrar más y por terminar, nos queda pendiente solucionar el problema de la constancia, en ese arranque de caballo y esa parada de burro. Hemos tenido 35 años para reclamar en las urnas y a “nuestros, sus representantes o lo que sean” la modificación de la constitución para montar una republica, que en el fondo viene a ser como cualquier forma de gobierno ya que necesita de un jefe de estado y de ideas claras y nada peregrinas…. para que el deseo se escriba con Mayúsculas, un poquito de seriedad, mucha constancia y andar tranquilo pero continuado                      --------------------------------------------Buen día…

                                                                              Epi

No hay comentarios:

Publicar un comentario