domingo, 12 de enero de 2014

De Morfeo y su amigo el Buhonero… “Sean moderadamente felices



Un, buenas noches para tod@s,
Les dejo con el amigo Morfeo, que con cariño dedique en su momento, a los que hoy sigo, en estas latitudes, desde donde suscribo, sintiéndoles como lo que son… mis amig@s. Sin fechas, que lo bueno es atemporal
                                                                                  *
Buenas Noches

Salí corriendo a las calle con la urgencia pintada en la cara,
el día que ya se me iba y la noche que me aventajaba,
me llamaron y pare mi loca carrera.
En la esquina que tú sabes, Morfeo me esperaba.
Tranquilo amigo me dijo, que de los sueños el se encargaba.
Presto le mire y sonriendo me comento que no se le olvidaba,
debajo de las almohadas mi sempiterno mensaje depositaba....
Ya saben…
Que sean moderadamente felices...
                                                                    Ya, yo me relajaba....

                                                                                  *                                                          
Dicen que con un cuento se creo el mundo y
del primer sueño nació Morfeo, desde entonces cuida y mima
esa hora mágica donde transcurren los sueños,
que hilando unos con otros, cortando aquí,
remendando allá, nos los devuelve en un largo y entrañable cuento...
Sigan durmiendo que el les cuida.
Pero para el deseo, permitan que una vez más sea yo el artífice, y les desee  como siempre…
Me sean ustedes moderadamente felices. 

                                                                                  *

Con pocas herramientas, un bostezo, un ven que me acurruque,
unos ojos semicerrados, dos llantos de niños cansados.
El bueno de Morfeo ya tiene los ingredientes para el sueño.
De puntillas pasa de casa en casa, que los músculos se relajan, en esa sensación de eterna caída que nos despierta en duerme vela, y que el presuroso besa la frente para relajar y vuelta al sueño.
Guardando en su zurrón, a un lado lo hermoso y en el otro reparando, puliendo y entretejiendo lo que terminara por ser ese eterno cuento que mece los sueños de este genero que se ha dado por llamar humano.
Y mientras todos duermen, mi amigo y yo andamos hilando el deseo eterno.
¡Ya saben! En lo posible…
 "sean ustedes moderadamente felices"...
Un beso de Morfeo y por que no, otro mió

                                                                                  *

Buenas noches familias, me van a perdonar,
pero esta noche...

Este canto no va para vosotros aunque seamos amigos,
ni este manto de estrellas tampoco os cubrirá  está  noche,
ni tan siquiera os guiñare un ojo a modo  de complicidad.
Por qué  está  noche me iré  a la esquina qué tú sabes,
con las manos vacías, con la congoja en el espíritu
y el corazón un poco más dolido.
Hablaré  con el amigo Morfeo, para qué está noche dedique más tiempo a esos amigos qué andan cerca de la esquina qué tú sabes, le pediré qué las horas sean dulces, lentas y reparadoras.
Sacare de mi zurrón  lo mejor qué tenga,
y sí hace falta y  no es bastante, os pediré lo mejor de vosotros.
Porque,  ¿qué es una mala noche para nosotros, con todas las qué nos quedan? .....
Y aparte  de la familia, nos quedan los amigos, esos qué decidimos ensalzar  en las buenas horas y qué ahora necesitan, aunque sea con la palabra desnuda,  el sitio alto en el qué los pusimos.
En fin a nuestra altura, ni por delante  ni por detrás, simplemente a nuestro lado...
Pero  eso  sí, a todos en general  y a ellos en particular como siempre desde mi esquina, mi roca, cerca del mar.
Tan sólo desearos en la medida  de lo posible "me sean  moderadamente  felices"
                                                                                                                ....un beso

                                                                                  *


Buenas noches familia.
Hay días en el que las cosas, salen algo mejor de lo que se esperaban, días en los que da gusto hacerse incluso algo más mayores; ya que es el espíritu lo que cuenta...
Es decir la actitud ante la vida y en eso  encontramos gentes  que no se rinden y tienen esas ganas locas de vivir. "Que para eso estamos".
Hoy Morfeo  viene para cuidar el sueño de esa gente y el vuestro, como siempre.
Pero si os fijáis, esta noche su manto,  ese que nos cubre, llega más nítido si cabe
Con su luna mora, su lucerito y cuajado de estrellas que poco a poco pueblan esa bóveda celeste. 
Como siempre, y esta vez con un fuerte abrazo.
Permítanme que siga deseándoles "Me sean ustedes  moderadamente Felices con mayúsculas " Eso...
Desde la esquina que ya saben...
                                   Del amigo  Morfeo y de este que suscribe

Con cariño a mis amigos “Barreños”
                                                                                         Epi

No hay comentarios:

Publicar un comentario